Folleto de cuidados

El cuidado de una perforación en cualquier parte del cuerpo es esencial para prevenir una infección u otra complicación. Aquí a prenderás como cuidar tu nuevo Piercing para que sepas lucirlo.

Piercing de Ombligo

Después de la perforación y puesta del piercing, la piel alrededor empieza un proceso de epitelización, que no es más que la acción natural de curación dérmica y de tejido epidérmico en el cual el epitelio crece sobre una herida. Durante este proceso es normal la producción de líquidos, secreciones y pequeños sangrados. Limpia el piercing, utiliza agua limpia y jabón antibacterial dos o tres veces al día y recuerda lavar tus manos antes de empezar. No uses ropas apretadas. No tengas contacto con fluidos, ya sea saliva, sudor, aceites, cremas ni pomadas ni soluciones áccidas, etc. Estos podrían ocasionarte una infección. Evita la playa y piscina por lo menos 15 días. Evita cambiar el arete hasta que no esté curado. Comer comidas sin grasas ayuda a la cicatrización del piercing.

Piercing de labio y lengua

Mantén el área lo más limpia posible, nunca dejes restos de comida en la boca después de la perforación de la lengua o del labio, se producirá una hinchazón que podría durar de 1 a 2 semanas, después que cicatrice volverá a su tamaño habitual. Evita las bebidas alcohólicas en los primeros 15 días y fumar en los primeros 30 días. Se recomienda enjuague bucal en caso de fumar.

Piercing en los pezones

Evita usar camisas o blusas muy apretadas, mientras más holgadas y frescas mejor, así permites que tu piercing respire y dejas que se cure más rápido y mejor. Trata de tocarlos lo menos posible hasta que estén completamente sanados. La cicatrización total demora de 4 a 12 meses, todo depende del cuidado.

Piercing en las Cejas, Septum, Industrial y otros.

Limpia tu piercing con agua limpia y jabón antibacterial. Una vez limpio es bueno aplicar una pequeña cantidad de la crema cicatrizante después de la perforación: la función de esta es la de acelerar el proceso de curación y es opcional.

Atención:

En caso de enrojecimiento y dolor con molestias, sangrado excesivo, continuo o flujos de pus, visite a un médico o ven al estudio. No retires el arete, no te auto-mediques, no uses alcohol. Para dudas contáctanos.