El cuidado de una perforación en cualquier parte del cuerpo, es esencial para
prevenir una infección o cualquier otra complicación. Aquí aprenderás como
cuidarte para tener tu piercing completamente sano y seguro para que sepas
lucirlo.

Piercing de Ombligo

Después de la perforación y puesta del piercing, la piel alrededor empieza un
proceso de epitelización, que no es más que la acción natural de curación dérmica y de tejido epidérmico en el cual el epitelio crece sobre una herida. Durante este proceso es normal la producción de líquidos, secreciones y pequeños sangramientos.

Sigue los siguientes pasos:

1- Limpia el piercing: utiliza agua de templada y jabón antibacterial. Con un
algodón puedes pasarlo por el área alrededor del piercing eliminando
cualquier costra que se haya formado. Haz esto mínimo de dos a tres veces
al día y recuerda lavar tus manos antes de empezar.

2- No uses ropas apretadas: lleva ropa holgada, fresca y limpia, al hacer esto,
permites que tu piercing respire y dejas que se cure rápido y mejor.

3- No tengas contacto con fluidos: es recomendable no tener ningún tipo de
contacto de fluidos ya sea saliva, sudor, aceites, cremas, ni pomadas o
soluciones ácidas, etc., estos podrían ocasionarte una infección.

4- Evita la playa y piscina: el agua del mar o el cloro de la piscina pueden
causarte alguna infección y es mejor esperar hasta que cicatrice, por lo
menos 15 días.

5- Evita cambiar el arete hasta que no esté curado. Si tienes que cambiarlo
pero tienes miedo, puedes venir donde nosotros y pedir a la persona que te
hizo el piercing que lo haga por ti, éste cambio de arete tiene un costo.

6- Come saludable: comer frutas, verduras y beber agua tienen un sinfín de
beneficios, entre estos está la cicatrización seguro de tu nuevo Piercing.

Piercing del labio y lengua

Las perforaciones recientes están más propensas a infectarse, así que ahora es cuando tienes que ser más cuidadoso/a con tu higiene.

1- Evita comer, fumar y beber dentro de las primeras 3 horas de la perforación.
2- Mantén el área lo más limpia posible, nunca dejes restos de comida en la
boca.
3- Usa un enjuague bucal sin alcohol o haz una mezcla de agua con sal, estos
funcionan excelentes como desinfectante y antiséptico.
4- Después de la perforación de la lengua y del labio, se producirá una
hinchazón que podría durar de 1 a 2 semanas, después que cicatrice volverá
a su tamaño habitual.
5- Evita fumar en los primeros 30 días. En caso de hacerlo, te recomendamos
usar un enjuague bucal al finalizar.
6- Evita las bebidas alcohólicas por lo menos durante los primeros 15 días.

Piercing en los Pezones

El cuidado de los pezones perforados es más difícil y puede muchas veces ser
más doloroso que la perforación en sí, pero con el cuidado necesario puedes
hacer que el proceso de curación sea un poco más rápido y mucho más
llevadero.

  1. Limpia tu piercing.  Esto reducirá de forma drástica las posibilidades de
    desarrollar una infección. Recuerda lavar tus manos antes de empezar. Una forma efectiva de limpiarlo es con agua de templada y jabón antibacterial,
    puedes utilizar un algodón o hisopo y pasarlo por el área alrededor del
    piercing eliminando cualquier costra que se haya formado. Haz esto mínimo de dos a tres veces al día.
  2. Evita usar camisetas o blusas muy apretadas: mientras más holgadas y fresca mejor porque así permites que tu piercing respire y dejas que se cure más rápido y mejor.
  3. Trata de tocarlos lo menos posible hasta que estén completamente sanados. La cicatrización total demora de 4 a 12 meses, todo depende del cuidado.

Piercing en la Ceja

El cuidado diario de la zona puede reducir riesgos de infecciones y ayudarte a mantener tu piercing sano, por esto aquí tienes 4 simples pasos para cuidar de tu nuevo piercing en la ceja:

  • Limpia tu piercing: con las manos desinfectadas, debes limpiar el área diariamente con agua de templada y jabón antibacterial. Si es necesario
    puedes usar un algodón o hisopo para quitar cualquier costra que se pueda llegar a formar alrededor del arete. Es importante que al terminar de limpiar se seque bien la zona.
  • Una vez limpio es bueno aplicar una pequeña cantidad de la cremacicatrizante que te regalamos después de la perforación: la función de ésta es la de acelerar el proceso de curación.
  • No uses alcohol o agua oxigenada: debes evitar aplicar este tipo de
    productos en la zona ya que son muy agresivos para la piel que está en
    proceso de curación.
  • Si tienes el pelo largo hay que procurar mantenerlo hacia atrás para evitar tocar con él la perforación, podrías lastimarte si este se engancha con el arete.
  • Recuerda:

    1.  Lávate las manos con frecuencia, y en cualquier momento.
    2. Limpia siempre bien tu piercing y alrededor de este.
    3. Procura que nadie más que tú lo toque y en caso de que alguien lo haga, más vale que se haya lavado bien las manos.
    4.  No te cambies el arete hasta que la herida haya sanado. Sigue todos y cada uno de estos consejos para mantener tu piercing limpio y de este modo evitar infecciones y posibles problemas que suelen surgir por la falta de cuidados.

    Recuerda:

    En caso de enrojecimiento y dolor intenso con molestias, sangramientos excesivos continuos o flujos de pus, visite a un médico o ven al estudio. No retires el arete y no te automediques.
    Para dudas contáctanos

    4
    ¿Te gustó este artículo? Compártelo con tus amigos!!