Pros y contras de hacerse un tatuaje, ¿por qué tener cuidado al hacerse un tattoo?

Sea como movimiento de rechazo hacia las figuras adultas, como una moda pasajera o simplemente porque nos gusta, tomar la decisión de ponernos un tatuaje es algo que nunca debemos tomarnos a la ligera. No podemos olvidarnos

de que los tattoos son, posiblemente, algo que nos acompañarán durante toda nuestra vida, en la salud y en la enfermedad; en lo bueno y en lo malo.  Como todo, hacerse un tatuaje (mucho más presentes en nuestra cultura hoy, no sólo como un acto de rebeldía) tiene sus pros, pero también sus contras.

PROS:

  1. Los tatuajes nos recuerdan que somos libres y dueños de nuestro cuerpo.

  2. Ayudan a recordar quienes somos, que queremos, a quién amamos y a quién recordamos.

  3. Una persona con tatuajes sí puede realizar donaciones de sangre. Evidentemente, siempre y cuando no padezca ningún tipo de enfermedad.

  4. De cierta manera aportan a la imagen que cada uno tiene de sí mismos.

CONTRAS:

  1. En este país discriminan mucho por tener un tatuaje.

  2. Duele un poco, pero duele.

  3. Son irreversibles ( o casi, ya que tenemos el doloroso y caro tratamiento láser).

  4. Puede que el tatuaje te aburra o bien que deje de significar algo para ti.

  5. El proceso de recuperación suele ser largo.